This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now
FREDERIC LEIGHTON

En 1963, Luis A. Ferré, empresario y político, estaba en un viaje alrededor de Europa, participando en la compra de pinturas y esculturas para el Museo de Arte de Ponce en Puerto Rico. En una parada en una galería en Ámsterdam, se encontró con "Sol ardiente de junio", abandonada en un rincón. Él quedó impresionado por la belleza de la pintura, y preguntó al propietario por ella. El dijo que: "nadie estaba interesado en la pintura, ya que se consideró demasiado anticuada para la época"